Personajes e historia

Crónicas de la Valladolid Comunera (IX). Del 8 al 14 de febrero de 1521.

8 febrero, 2011

En el asunto del liderazgo del ejército comunero, Padilla era el candidato de Valladolid y Laso de Vega, el de la Junta General. Aunque Padilla declara preferir un mando colegiado, admite que, si así se acordase, admitiría un mando único y que, en tal caso, votaría por su paisano Laso de la Vega. Pero la Junta de Valladolid desconfía de Laso, porque considera que juega a dos bandos.

El asunto trasciende a la calle. Valladolid es un avispero donde se congregan casi 6.000 hombres de guerra. La población (…no solo los hombres y el vulgo corrompido acudieron a tomar las armas, sino que hasta las mujeres salieron de sus casas blandiendo lanzas en tono amenazador…), enterada del proyectado nombramiento de Laso de la Vega, reacciona amotinándose. Los vecinos se dirigen a la residencia de Padilla, lo sacan y lo llevan a la plaza aclamándolo: “¡Viva Padilla!, Padilla será nuestro general”.

Para acabar con el problema, la Junta General, in extremis, resuelve la capitanía a favor de Juan de Padilla, pero apoyado por un “triunvirato” formado por el obispo Acuña y dos procuradores: Diego de Guzmán (Salamanca) y Gonzalo de Guzmán (León). Laso de la Vega continúa presidiendo la comisión negociadora, con enorme peso político en el conflicto.

Recomendaciones

No hay comentarios

Deja un comentario