Monumentos Qué ver en Valladolid

Las rosaledas Francisco y Andrés Sabadell

27 enero, 2021

Valladolid cuenta con dos cuidadas rosaledas, en las que podrás descubrir las variedades españolas del género Rosa. Desde la primavera y hasta los meses de más frío, podrás, además, ver estos jardines en plena floración.

Rosaleda Francisco Sabadell

Rosaleda Francisco Sabadell

La Rosaleda Francisco Sabadell, la más conocida por los vallisoletanos (quienes suelen referirse a este jardín como ‘la rosaleda’), se encuentra en el paseo de Isabel la Católica.

El jardinero catalán al que debe su nombre llegó a la capital del Pisuerga a finales del siglo XIX, de la mano de su tío Ramón Oliva, para remodelar el Campo Grande. Después de esta empresa, Francisco Sabadell asumió, en 1945, el encargo de construir esta rosaleda sobre la zona arbolada y de paseo que conectaba los paseos de Las Moreras y del Espolón Nuevo. Sería el segundo parque de recreo para una ciudad cuya población no dejaba de crecer.

El diseño incluye elementos románticos, casi decimonónico: arcos en celosía cubiertos por rosas, respaldos vegetales para los bancos (arbustos podados como tal por los trabajadores municipales), pérgolas… Un proyecto que parece hermanar este jardín con el Campo Grande, más aún para quien se haya percatado del asombroso parecido entre la entrada principal de la rosaleda y la puerta trasera del paseo del Príncipe del Campo Grande: dos columnas rematadas por leones sentados que sostienen el escudo de Valladolid.

A lo largo de su breve historia, el parque ha acogido otros elementos, como una estatua monumental de los Reyes Católicos o la locomotora del ‘tren burra’ que hoy puede verse en la plaza San Bartolomé de La Victoria. Todos ellos fueron reubicados para que el jardín mostrara, como lo hace hoy, el diseño bajo el que fue concebido.

En sus más de 35.000 metros cuadrados, la Rosaleda Francisco Sabadell alberga la totalidad de variedades españolas de rosas.

Rosaleda Andrés Sabadell

Rosaleda Andrés Sabadell

Francisco Sabadell lidera una saga familiar que cuidó de los parques municipales de Valladolid en las últimas décadas, pero también en otras ciudades: Andrés Sabadell Martínez en Bilbao, Narciso Sabadell en Palencia o Andrés Sabadell García en Valladolid.

A este último le debemos el diseño, entre otros, de los parques Ribera de Castilla, Canterac o Fuente del Sol.

La segunda rosaleda de Valladolid lleva su nombre desde 2006, cuando el Ayuntamiento le dedicó este homenaje poco después de su fallecimiento.

Menos conocida, pero igual de vistosa que su hermana mayor, la Rosaleda Andrés Sabadell se encuentra en el parque Ribera de Castilla (al final de la calle del Soto, en el tramo comprendido entre los puentes del Cabildo y Condesa Eylo).

Especialista en rosales reconocido a nivel internacional, el propio Andrés Sabadell se encargó de la selección de las variedades, todas de obtentores españoles, que forman el jardín.

Recomendaciones

No hay comentarios

Deja un comentario