Personajes e historia

¿Cómo se organizaban los vallisoletanos en el siglo XVI?

22 enero, 2010

El consultorio de Ángela Palafox

¿Cómo se organizaban los vallisoletanos en el siglo XVI?

Ángela Palafox, vallisoletana del siglo XVI, joyera de Isabel la Católica y espía para el bando realista durante la Guerra de las Comunidades, responde nuestras dudas acerca de la vida en el Valladolid de su época.

Daniel pregunta: Tengo una curiosidad, ¿supongo que en el siglo XVI, las “asociaciones de vecinos” ni en sueños, no?



Ángela Palafox responde…

Pues aunque no lo crea, mi querido amigo, en la villa comunera, a comienzos del siglo XVI, los vecinos sí se asociaban y lo hacían en las llamadas “cuadrillas”. En Valladolid había 13 cuadrillas y si por algo lucharon los comuneros fue por que estas cuadrillas fuesen escuchadas y tenidas en cuenta en el Regimiento. A la cabeza de cada cuadrilla estaban los llamados “procuradores”, que servían como interlocutores con el resto de cuadrillas y con las principales instituciones de la localidad.

Después de mucho “reivindicar”, en 1517, las cuadrillas conquistaron el derecho a tener dos representantes (“procuradores mayores”) en el propio Regimiento, aunque sin voz ni voto.

Afortunadamente, veo que las cosas han evolucionado mucho y que en el Valladolid del siglo XXI, los vecinos que lo desean pueden agruparse en las llamadas “asociaciones de vecinos”, a cuyo frente hay siempre una junta directiva, que es en quien recae la responsabilidad de gestionar la asociación y sus recursos, con el objetivo de conseguir sus objetivos. Y he sabido también que el Ayuntamiento apoya económicamente a estas asociaciones vecinales y oye sus opiniones y reivindicaciones, a través de las dos federaciones de asociaciones de vecinos que existen: “Conde Ansúrez” y “Antonio Machado”.

¡Así cualquiera! Espero haber mitigado su curiosidad, caballero.

Las cuadrillas de Valladolid en el siglo XVI

En el siglo XVI, las cuadrillas de vecinos organizaban la participación ciudadana en la vida política y social. Los miembros de la cuadrilla elegían un representante, encargado de la organización con el resto de cuadrillas, y, más importante, con derecho a acudir a las reuniones y ser oídos por el regimiento (el órgano de gobierno de la época).

Dicho esto, podemos asegurar que el papel de las cuadrillas fue de vital importancia para el posterior desarrollo de la participación ciudadana en la vida política. Eso sí, con importantes limitaciones respecto a lo que hoy conocemos como tal. Por ejemplo, los representantes de las cuadrillas solo tenían derecho a ser oídos por el regimiento, pero no tenían ni voz ni voto. Además, estaban formadas únicamente por hombres…¡estamos hablando del siglo XVI!

Para comprender la magnitud de las cuadrillas en el día a día del Valladolid del siglo XVI, señalamos algunas de sus funciones: velar por la seguridad dentro de la villa, ejercer de unidad tributaria o encargarse de la reconstrucción de las murallas.

¿Cuál es el origen de las cuadrillas?

Las cuadrillas surgieron en el siglo XV, bajo el reinado de Enrique IV, como agrupaciones ciudadanas al servicio del ‘común’ (podríamos decir ‘de la comunidad’) siempre dentro de la propia villa.

Estas primeras cuadrillas vallisoletanas recibieron ‘poderes’ de Enrique IV para actuar como una especie de policía municipal. Perseguían a ladrones del vulgo y malhechores del tres al cuarto, pero también a los Grandes sublevados contra el rey.

Según creció la villa y la vida urbana se hizo más compleja, evolucionaron las cuadrillas y su poder, como ya hemos señalado; lo que les llevó a tener, en 1520-21, un papel esencial en la Guerra de las Comunidades.

Recomendaciones

No hay comentarios

Deja un comentario