Arte y Museos

Más allá de las fronteras

13 marzo, 2018
artistas_presentacion_fronteras

De izquierda a derecha: Ana Kovacic, Bettina Geisselmann y Naiara Valdano.

 

¿Configuran nuestros límites individuales las fronteras colectivas? ¿Hasta qué punto somos cómplices en su creación? ¿Cómo afectan a los ciudadanos en su idea de hogar? Son algunas de las preguntas que se plantean las artistas Bettina Geisselmann y Ana Kovacic y la comisaria Naiara Valdano en ¿Fronteras?, la primera exposición dual del año que presenta la Red Europea de Ciudades por la Creación Artística en el Museo Patio Herreriano de Valladolid.

El lema de la muestra fue lanzado por la comisaria en una convocatoria abierta a trece ciudades europeas para poner de manifiesto el momento tan paradójico “y confuso en el tema de las fronteras” que vivimos. “A pesar de la hiperconexión que tenemos gracias a las redes sociales estamos más alejados que nunca”, reflexiona Valdano, que remite al visitante “a las noticias sobre el auge de partidos xenófobos, de los movimientos nacionalistas o del rechazo a los inmigrantes” que son el pan de cada día.

A su llamada concurrieron cerca de 50 propuestas. Valdano se decantó por las de Geisselmann, vallisoletana nacida en Alemania, y Kovacic, croata que ha residido en el país germano, por “el diálogo entre sus muestras que muestran las fronteras geográficas, sociales, mentales y generacionales que existen” y cómo estas “dejan cicatrices imborrables en los ciudadanos”. Como también destaca la comisaria “ellas mismas tienen una historia como migrantes” que enriquece la perspectiva desde la que lanzan su reflexión sobre los muros –físicos e inmateriales- que nos separan.

Horizontes transitables

Los ‘Horizontes transitables’ de Bettina Geisselmann, nombre de su instalación, desconfiguran la cartografía política de ‘los 28’ de la Unión Europea en un ejercicio de abstracción que invita al visitante a cuestionarse “el concepto de fronteras tanto interiores como exteriores, las vigentes y las latentes, las administrativas y las culturales, las objetivas y las subjetivas”, explica la artista.

exposicion_fronteras_patio_herreriano

La Sala 0 del Patio Herreriano se convierte en un enorme mapa imposible de identificar. El concepto de territorialidad que conocemos pierde su sentido con la alteración del orden espacio-temporal que escenifica Geisselmann: las 28 piezas de vidrio que cuelgan del techo son pedazos de cada uno de estos países en algún momento de su historia. Las fronteras de la época elegida –no especificada por la artista- están marcadas con soldadura de estaño; un límite que serpentea entre otras marcas, más tenues, que delimitan fronteras aún anteriores. Son huellas imborrables que, pese a su honda impronta, “son resultado de unos límites fugaces y frágiles”.

Geisselmann invita al espectador a recorrer los senderos abiertos entre estas “cicatrices que forman, de alguna manera, parte de la Europa que hoy conocemos”. Es la pieza clave. Sobre su reflexión pivota el sentido de la instalación: “Como elemento de la sociedad, ¿en qué medida las fronteras individuales configuran las fronteras colectivas? ¿Hasta qué punto nos han impuesto las fronteras? ¿O somos cómplices de ellas?”.

Where is home?

“Soy algo entre medias, no soy ni de Croacia ni de Alemania”, “Quieren que sean conscientes de que pertenecen a otro lugar”, “No pensé que me fuera quedar aquí para siempre”: son algunos de los testimonios recogidos por Kovacic a croatas, como ella, que emigraron al país teutón.

Algunos dejaron su patria por motivos políticos, otros, por necesidad económica, y otros tantos nacieron en territorio germano, pero todos se preguntan ‘¿dónde está mi hogar?’. “Ahora creo que está dentro de mí”, responde una de las jóvenes entrevistadas en el audiovisual que se proyecta sobre el fondo de la Sala 0.

exposicion_fronteras_video

Kovacic profundiza en los conceptos de identidad y pertenencia a través de la comunidad croata de Sttugart, la mayor de Alemania, asentada y creciendo desde los años 60. “Hablamos, en definitiva, sobre dónde está el hogar” de esas personas que han dejado su patria o que han nacido en una familia extranjera, que quieren adaptarse al país en el que se encuentran sin renunciar a su propia cultura y que se enfrentan, día a día, a los conflictos interiores que surgen de esta dualidad.

Esta línea de investigación casa con la trayectoria de Kovacic. “Suelo estudiar la conexión entre la memoria individual y la memoria social y cómo esta se inscribe en sus mentes y sus cuerpos”, explica la artista. “Exploro el vínculo entre el individuo y la memoria social y cómo esta afecta a las personas”, como si se tratasen, concluye Kovacic, “de manuscritos borrados y sobrescritos: de palimpsestos”.

El recuerdo y sus huellas, materializados por Gerisselmann y Kovacic, se cuelan así en ‘¿Fronteras?’ siguiendo una reflexión lanzada por Naiara Valdano que empapa la muestra: “Nuestro pasado y nuestro presente, nuestra memoria histórica y nuestras vivencias actuales, marcan nuestra forma de relacionarnos con el mundo”.

  • ¿Fronteras? Hasta el 15 de abril en la Sala 0 del Museo Patio Herreriano de Valladolid.
  • De martes a viernes, de 11 a 14 y de 17 a 20 horas; sábados de 11 a 20 horas (ininterrumpido) y domingos de 11 a 15 horas.
  • Entrada gratuita.

Recomendaciones

No hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies