Sin categoría

Tu oficina…en un museo

25 agosto, 2014

El coworking se asienta como un nuevo concepto de oficina que entra pisando fuerte en el panorama laboral de autónomos y pequeñas empresas. Los profesionales que necesitan un espacio de trabajo, de reunión con sus clientes y de charla con sus empleados y compañeros pueden ahorrar los costes de alquilar una oficina contratando tan solo el espacio imprescindible: el puesto de trabajo.

Roof coworking

Los trabajadores conviven con una colección de más de 5000 títulos

El Museo Patio Herreriano de Arte Contemporáneo quiere dar un paso más en el sistema de espacio de trabajo compartido para convertirlo en un espacio de creatividad compartida. De esta pretensión nace ROOF Coworking MPH. 

Su propia entidad como museo lo hace idóneo para estimular el trabajo creativo, cultural y artístico. Desde que el trabajador accede al edificio se respira el olor a historia que emana de las viejas paredes de piedra del que fuese convento de San Benito; una fragancia en la que se distinguen las notas de la creación contemporánea que resultan de las atrevidas exposiciones que acoge el centro.

La sala de trabajo sigue siendo un santuario de la cultura. Se ubica en el centro de documentación del Museo Patio Herreriano, en su cuarta planta, compuesto por una vasta colección de más de cinco mil libros y tomos, todos ellos a disposición de los coworkers. Una continua fuente de inspiración al alcance de su mano.

Desde su creación, ROOF apuesta por ser el mayor centro de coworking de Castilla y León. De momento, esta pretensión va bien encaminada: ya es el que cuenta con más espacio en toda la región, con trescientos sesenta metros cuadrados. Sin contar con la sala de juntas con capacidad para veinticinco personas, ni con el salón de actos que puede acoger a cien asistentes.

Roof sala de trabajo

La sala de trabajo es la mayor de Castilla y León. Sin contar con su sala de juntas ni con su magnífica terraza.

Tampoco entra en este cómputo de metros uno de los principales atractivos de ROOF, una enorme terraza disponible para desarrollar actividades al aire libre o, simplemente, para romper con la rutina diaria estirando las piernas con el patio de uno de los principales museos de la ciudad como paisaje de fondo.

¿Qué mejor opción para hacer una pausa que tomar un café y socializar con los miembros de otras empresas? Una charla distendida entre colegas de profesión en la zona Coffee and Bar ubicada al fondo de la sala de trabajo es el mejor preludio antes de ese paseo al aire libre, porque entre café y café nunca se sabe qué proyectos comunes pueden gestarse.

Esa es una de las ventajas de este espacio de coworking. Su apuesta por convertirse en hervidero de creatividad y de ilusiones ya ha dado alguna que otra simbiosis, como el proyecto Serendipia -impulsado por La Gran, que ha contado con su compañero coworker Pobrelavaca para crear la imagen-.

El hecho de que ROOF sea parte de un museo le permite ofrecer otras muchas ventajas de las que no todos los espacios de coworking pueden presumir. Además del mencionado fondo de documentación propio de los centros museísticos, los trabajadores reciben invitaciones para las exposiciones temporales que se inauguran de forma periódica en el centro, descuentos de hasta el 20% en la adquisición de los catálogos y publicaciones y de hasta el 15% en el restaurante del museo.

Terraza de Roof

Una terraza para realizar actividades al aire libre o, simplemente, desconectar.

Con todo cabe preguntarse por la cuestión económica, la que encabeza la lista de pros y contras de la mayoría de autónomos y empresarios. La flexibilidad en las tarifas es un atractivo a tener en cuenta para los coworkers, que pueden optar por bonos de horas, por la tarifa ‘light’ – media jornada-, la ‘supra’ – tiempo completo- y la especial para pequeñas empresas -con precios especiales por cada trabajador que se sume-. Todo con un puesto con luz directa y propia, conexión a Internet, servicio de limpieza y de vigilancia, acceso a la zona bar y mesa de reuniones, derecho al uso de la sala de Juntas y, en ciertas modalidades, taquillas, servicio de llamadas entrantes y espacio propio en la página web de ROOF.  Más las ventajas culturales y los descuentos ya mencionados que no aparecen en las cuentas de fin de año. Cultura y negocios no siempre se dan la mano, pero apuestas como ROOF demuestran que su asociación puede ser tan armoniosa que difícilmente encontraremos otro espacio de trabajo como el que despunta en el Museo Patio Herreriano.

Recomendaciones

No hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies