Qué ver en Valladolid

¿Hace cuánto que no vienes? Reconecta con Valladolid

3 junio, 2020

La normalidad volverá a las calles de Valladolid. Poco a poco, museos, bibliotecas y archivos reabren sus puertas. También los comercios. Las terrazas comienzan a aflorar, ahora, más que nunca, como escenario de reencuentros.

En los estertores de una crisis sanitaria sin precedentes, nuestra ciudad despierta de nuevo. La fase 2 en Valladolid es el momento para redescubrir y reconectar con la ciudad: para redescubrir esos entornos que creías conocer como la palma de tu mano, y que quizá guarden historias que te sorprendan, y para reconectar con la capital del Pisuerga a través de la historia, la cultura y el arte.  

¿Hace cuánto que no paseas por nuestras calles?

Pasea por entornos monumentales como el de San Pablo y siente el peso de siglos de historia. Valladolid recuerda con solemnidad haber sido la capital de un imperio que se extendía por los cinco continentes. Durante casi cinco años, Felipe III dominó el mundo desde el Palacio Real de Valladolid.

¿Abruma? Casi tanto como recordar que nuestra ciudad ha sido cuna de reyes. De Enrique I, Sancho IV y Enrique IV de Castilla. Del primer llamado rey de España, Felipe II, a cuyo bautizo se atribuye una curiosa leyenda y a quien los vallisoletanos siempre aplaudirán por la reconstrucción de la Plaza Mayor –la primera plaza mayor regular de Europa-, pero condenarán por no haber concluido las obras de la Catedral. Aquí nació también Ana Mauricia de Austria, reina de Francia, madre del Rey Sol y personaje inolvidable de Los tres mosqueteros de Dumas.  Y su sobrino, Felipe III ‘el Planeta’, quien disfrutó del reinado más largo de los Austria.

Fue cuna, pero también tumba de reyes. Aquí pasaron sus últimos días las reinas María de Molina y Catalina de Lancaster. Pero volvamos a acontecimientos más festivos…Fue escenario de bodas que decidieron el rumbo de la corona: la de la reina Berenguela, la de Alfonso X el Sabio y Violante de Aragón, la de Cristina, hija del rey Haakon de Noruega y Felipe de Castilla; la de Fernando IV y Constanza de Portugal…La Colegiata de Santa María y la Iglesia de la Antigua eran los sitios más buscados para las nupcias reales.

¿Sabías que en Valladolid se casaron, en secreto, los Reyes Católicos? El enlace tuvo lugar en el Palacio de los Vivero. Su yerno, Felipe el Hermoso, fue nombrado Rey de Castilla por su matrimonio con Juana precisamente aquí. Pocos meses antes había muerto, también en Valladolid, Cristóbal Colón.

Muestra de la relevancia histórica de nuestra ciudad es que poco después acogería el nombramiento como rey de Carlos V. Durante su reinado, el Colegio de San Gregorio fue escenario de la importantísima Controversia de Valladolid, considerado el origen de lo que hoy conocemos como Derechos Humanos.

Podríamos extendernos durante horas sobre los acontecimientos de los que Valladolid ha sido testigo. Te aseguramos que este reguero de hechos es tan solo una pequeña muestra de la inmensidad histórica que te sorprenderá en una visita a nuestra ciudad.

¿Hace cuánto que no te empapas de cultura?

La vida cultural forma parte de la personalidad de Valladolid. Es ciudad de teatro, de museos, de cine -¡hasta la mismísima Unesco la ha nombrado City of Film!-, de literatura. Piensa en cualquier manifestación artística: aquí podrás disfrutarla.

Arraigada tradición literaria la que nos deja ser cuna de Miguel Delibes (cuyo centenario, declarado…, celebramos este año) y el poeta José Zorrilla. ¡Cuántas veces se ha recitado su ‘no es verdad, ángel de amor’…! También Jorge Guillén, Rosa Chacel, Francisco Umbral… Solo aquí podrás visitar una auténtica casa de Miguel de Cervantes (¡no se conserva ninguna otra en España!), hoy museo.

¿Dices que te gusta el arte, la ciencia, la historia…? ¿Aprender y dejarte inspirar? Más de 20 museos te esperan con las puertas abiertas. El Nacional de Escultura, con la mejor colección de Europa de madera policromada; el Patio Herreriano, referente del arte contemporáneo español; el de la Ciencia, visita que gusta a niños y mayores; el Oriental, impecable y sorprendente colección del Lejano Oriente; las casas-museo de José Zorrilla y Cristóbal Colón… Si te interesan, incluso, el arte africano o la cultura hindú, ¡también tienes un museo que visitar!

Más allá de las paredes de nuestros museos, el arte se deja sentir en todos los rincones de la ciudad. Piérdete en sus calles para descubrir los murales que dan una segunda vida a medianeras, muros y túneles. Esperamos que las circunstancias permitan que pronto puedas toparte en tu paseo con conciertos en plazas, proyecciones al aire libre o pequeñas obras de teatro en los rincones más inesperados: es parte de la programación habitual que llega con el buen tiempo en Valladolid.

¿Hace cuánto que no te pierdes en nuestros parques?

La primavera no entiende de confinamientos. Ya han florecido las rosaledas Francisco Sabadell y Andrés Sabadell.

Los pavos reales del Campo Grande siguen campando a sus anchas. Pasea por este enorme jardín romántico, un enclave de cuento en pleno centro; entre sus pavos, sus cisnes o sus patos, y deja que se acerquen a ti…¡verás que las más de 30 curiosas especies de aves no respetan la distancia social!

La llegada del buen tiempo anima acercarse a la playa del Pisuerga y a recorrer las riberas de nuestros ríos. Son, posiblemente, los paseos más frescos que puedes dar cuando el calor aprieta. Sigue la senda del tranquilo Esgueva y busca su desembocadura en el Pisuerga, ¡es uno de los enclaves más recoletos de la ciudad! Y no te olvides del histórico Canal de Castilla que desemboca en pleno Valladolid.

Y tú, ¿hace cuánto que no nos visitas?

Recomendaciones

No hay comentarios

Deja un comentario