Eventos y festejos

Alta gastronomía en talla pequeña

4 noviembre, 2014

El Concurso Nacional de Pinchos y Tapas de Valladolid convierte a la ciudad en capital del tapeo y de la exigencia culinaria. Un prestigioso jurado, un alto listón en cuanto a las creaciones participantes y un espectáculo gastronómico son los ingredientes para elaborar la cita culinaria más importante de Valladolid.

Stand de Guanajuato

Guanajuato, estado invitado, da a conocer sus tacos en la zona de stands

Con la llegada de noviembre, la Cúpula del Milenio desempolva la alfombra roja para hacer notar la talla de este certamen gastronómico.

Su interior se divide en dos espacios bien diferenciados. El primero, que se impone tras la barrera de acristaladas puertas del pabellón, es un espacio de stands, catas, demostraciones y degustaciones de las marcas patrocinadoras del evento, junto con el espacio reservado al país o territorio invitado.  No pueden faltar los ingredientes estrella de la cocina patria: jamón ibérico, aceite de oliva, pan de calidad. En cuanto a la bebida, la cerveza, el vino y el cava dan color a las copas que tintinean entre el público.

Superada esta zona para el disfrute de los sentidos, se accede al área de competición, donde se enfrentarán a los fogones los 45 finalistas -cuatro de ellos son los vencedores en sendas categorías en el Concurso Provincial, únicos representantes permitidos de la provincia de Valladolid-.

Uno de los grandes atractivos del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas es su arraigado sentido del espectáculo. Los concursantes realizan sus platos frente al público, en directo y con la retransmisión en vio de sus quehaceres a través de una gran pantalla.

Sesión competitva

Una concursante ultima los detalles de su pincho

Tienen 25 minutos para elaborar la tapa presentada en la documentación inicial, un tiempo que se sigue a rajatabla para asegurar el dinamismo del certamen, la incorporación de un nuevo concursante cada cinco minutos y la igualdad de condiciones para todos los cocineros.Tal es la importancia del reloj que un retraso de dos minutos supone una penalización de hasta dos puntos en el resultado final, y una demora de cinco minutos puede suponer la expulsión del certamen.

El cálculo de los minutos es meticuloso. Cada pincho debe apurar el tiempo, sin superarlo, para estar en su punto de cocción, textura, temperatura y sabor cuando llega a la experta boca del jurado. Los siete miembros, que se sientan de espalda a los participantes y a la pantalla, descubren un pincho cada cinco minutos, aproximadamente.

Es entonces cuando comienza el intercambio de opiniones, las anotaciones personales, las impresiones que se guardan en apuradas notas. Y la puntuación que decidirá quién es merecedor del dorado Pincho.

Para este último cometido existen formularios oficiales que pasan por cada experto jurado. Deben puntuar, de cero a diez puntos, cuatro características; en orden de mayor a menor importancia: sabor, originalidad, presentación y aplicación comercial.

Jurado

El jurado prueba ante el público una de las propuestas.

Mientras el jurado degusta el pincho, el cocinero explica los motivos que le han llevado a idear tal creación, su motivación o su inspiración. El proceso -elaboración de la tapa, explicación del profesional y cata por parte del jurado- se repite hasta 16 veces en cada sesión. Finalizada la tercera es cuando se procede al recuento de los votos y a la deliberación del jurado con su presidente, quien tiene poder de decisión en caso de empate técnico. El nombre del vencedor del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas no se sabrá hasta el mismo momento de la entrega de premios, cuando también se desvelarán los ganadores en las restantes categorías – dos subcampeones, mejor concepto de tapa, tapa más tradicional o tapa más vanguardista-.

La costumbre del tapeo que cada año ensalza Valladolid continuará durante el X Festival de la Tapa, que permitirá a vecinos y visitantes degustar las creaciones presentadas al Concurso Nacional de Pinchos y Tapas en los establecimientos hermanados y descubrir a qué sabe la alta gastronomía en talla pequeña.

 

 

 

Recomendaciones

3 Comentarios

  • Reply Sara marcelli 5 noviembre, 2014 at 15:14

    Como co-patrocinadora del restaurante Azurro en fuerteventura felicito a la organización del evento , genial , fantástico y muchas gracias por elevar a los cocineros a la mejor ciudad de pinchos

  • Reply Sara marcelli 5 noviembre, 2014 at 18:05

    Felicidades a todos , es algo increible

    • Reply administrador 7 noviembre, 2014 at 12:35

      Gracias a ti y al restaurante Azurro por vuestra participación en el evento. Sin el apoyo y la colaboración de profesionales como vosotros no sería posible llevar a cabo un certamen de esta talla. ¡Esperamos veros en futuras ediciones!

    Responder a administrador Cancelar comentario

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR
    Aviso de cookies