Eventos y festejos

El arroz como alegoría de la vida en Rice, de la taiwanesa Cloud Gate

23 mayo, 2017

La tradición china ha glorificado el arroz no solo como alimento base de su dieta o protagonista de rituales como los Barcos de Dragón, sino como símbolo de la propia vida. Con esta alegoría como base, la compañía taiwanesa Cloud Gate Dance Theatre –que toma su nombre de la danza más antigua conocida en el país asiático- compuso en 2013 Rice (arroz en inglés), una representación del ciclo de la vida, de la muerte y la resurrección, a través del propio ciclo de este cereal, que inspira una potente coreografía que se representa por tercera vez en España y se estrena en Valladolid.

La inspiración para este montaje nació de la zona agrícola de Chihsang, en el valle del Rift, que, tras años de contaminación por el uso de fertilizantes químicos, ha recuperado su título de Tierra de Arroz del Emperador gracias a la adopción de la agricultura ecológica. El coreógrafo Lin Hwai-min, impresionado por el paisaje y por los propios agricultores “que también son elogiados en la obra”, explicó Ching Chung Lee, de la compañía; ideó una composición de movimientos potentes y exuberantes “que remiten a elementos naturales como el fuego, el agua o el viento”.

Los bailarines de Cloud Gate participaron en la cosecha del arroz de Chihsang, una experiencia que marcó el desarrollo del montaje con el que la primera compañía de danza contemporánea de la comunidad hablante china celebró su 40ª aniversario en 2013. El homenaje a los agricultores que inspiraron la obra culminó con su estreno en los propios campos de arroz del valle del Rift, “el mejor escenario en el que hemos bailado nunca”, consideró.

Como en anteriores montajes, Lin mantiene un exquisito diálogo entre la tradición y la modernidad. Las formas contemporáneas envuelven una composición que acuna canciones populares en Hakka, el más antiguo entre los dialectos chinos existentes, arias de ópera de Occidente e, incluso, “artes marciales chinas, Chu Kung, meditación y caligrafía”. “El director busca en sus raíces culturales para crear su propio lenguaje a través del baile contemporáneo”, señaló Lee.

El susurro del grano y el repique de los truenos de Chihshang acompañan a los bailarines en una escena que se completa con el material visual capturado durante dos años por el director de fotografía de Cloud Gate: el arroz mecido por el viento, el reflejo del cielo en los campos inundados, las llamas que asolan el cultivo.

Recomendaciones

No hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies