“Queremos que la gente aprenda: esa es la clave de CinHomo”

La Muestra Internacional de Cine y Diversidad Sexual CinHomo alcanza su mayoría de edad convertida en el único certamen en su género en Castilla y León y en una acción de referencia dentro del abanico de actividades que despliega  la Fundación Triángulo, con permiso de la Espiga Arcoiris que otorgan en la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

Aprovechamos el arranque de la XVIII edición de esta cita, que reúne a más de dos mil incondicionales del séptimo arte cada año, para hablar con Miriam Vicente, programadora del XII Ciclo de Cine y Derechos Humanos, y con Dafne Calvo, programadora en la sección de ficción.

CinHomo Fundación Triángulo

De izquierda a derecha, Lourdes Sánchez, Dafne Calvo, Marta Sastre y Miriam Vicente, programadoras de CinHomo.

 

Dieciocho años, que no son pocos. ¿Cómo ha evolucionado CinHomo?

Dafne – El festival ha crecido en paralelo a la producción de cine de esta temática a nivel global. Ahora tenemos títulos muy conocidos como 120 pulsaciones por minuto (se proyecta en la sección Caleidoscopio), que ganó 6 premios César y uno en Cannes, o Moonlight, Oscar la mejor película. Hemos crecido en la cantidad y la calidad de cintas que traemos, pero también en espectadores y en apoyo institucional, importantísimo para dar visibilidad al certamen y a la hora de contar con solvencia económica para preparar el festival.

Miriam – Y en voluntarios. La mayoría, como es mi caso, venimos de ser espectadores del festival. Este año somos unas diez personas más que el anterior. También hemos incrementado el número de actividades como Fundación y como CinHomo. Realizamos otras proyecciones a lo largo del año, participamos en la Seminci a través de la Espiga Arco Iris y este año estrenamos el ciclo CinHomo Joven orientado a alumnos del segundo ciclo de la ESO y bachillerato y que se concertará con los centros escolares.

Dafne – El ciclo debutará con la película que llevó Brasil a los Oscar Hoje eu quero voltar sozinho, magnífica, avalada por más de cuarenta premios. Es una película muy blanca, para un público a partir de 7 años, que trata no solo el tema de la homosexualidad en la adolescencia sino otros como la amistad, el acoso escolar o la diversidad funcional.

Aunque os apoyáis en el circuito de festivales LGBTI a la hora de seleccionar las cintas, contáis con varios canales de recepción a los que llegan decenas de propuestas cada año y, en esta edición, con una procedencia de los cinco continentes que hace del certamen una muestra de marcado carácter internacional.

Miriam – Los documentales nos llegan, sobre todo, a través de nuestras plataformas, donde recibimos muchas propuestas europeas y latinoamericanas, pero también de otros muchos países, Túnez, Uganda…

Dafne  – Es cierto que en el caso de la ficción recibimos menos cintas y buscamos más, para lo que contamos con el consejo de los festivales amigos, principalmente los de Fundación Triángulo. Hace tres años participamos en un encuentro que organizó el festival de cine de San Sebastián para festivales LGBTI de España y Latinoamérica y nos sirvió para establecer una sólida red de contactos. Esa cita fue un revulsivo para nuestro festival.

¿Cuál es la cinta más arriesgada de las que compiten este año?

Miriam – Yo diría que Genderbende, un documental de Países Bajos sobre el género fluido. Es la primera cinta que encuentro de este estilo, recomiendo a todo el mundo que la vea.

Dafne – En ficción puede que The Misandrists. Es la historia de grupo terrorista de feministas dirigida por Bruce LaBruce, director que siempre despierta tantas pasiones como odios. Lo vimos hace unos años con su película Gerontofilia.

¿Y alguna cuyo paso por Valladolid suponga una ocasión única para verla, alguna joya que haya pasado desapercibida en el circuito comercial o que directamente no haya llegado a nuestras salas?

Miriam – Casi todas las películas que pasan por CinHomo son complicadas de encontrar en las salas comerciales, sobre todo en el caso de los documentales.

Dafne – El seleccionado como joya del año (Bara no soretsu, de Toshio Matsumoto) será casi imposible de volver a ver en una sala comercial, al menos en Valladolid. Es una rara avis, una película japonesa de 1969, surrealista, fetiche de Kubrick y de Tarantino. Pero, en general, si nos salimos de la sección Caleidoscopio, es complicado encontrar las que concurren a concurso.

Dado su carácter internacional, el certamen destapa realidades durísimas que se viven cada día en otros países; algo que quizá se plasma con especial crudeza en el caso del ciclo de documentales y derechos humanos. ¿Somos conscientes en España de estas situaciones? ¿Estamos concienciados o preferimos no verlo?  

Miriam – Me inclino más por lo segundo. Cuesta creer que haya países en los que una persona pueda enfrentarse a la prisión o a la pena de muerte simplemente por ser homosexual. En este sentido nuestro ciclo de Cine Documental y Derechos Humanos sirve para abrir los ojos, para darnos cuenta de que hay personas que por su orientación sexual pueden ser encarceladas o se ven forzadas a emigrar y a dejar a sus seres queridos porque no pueden vivir a gusto en su casa. Es un tema que trata la cinta egipcia Half a Life, y no es la única, sobre este tema tenemos varias piezas en esta edición de CinHomo.

Dafne – Está claro que la ficción es una narrativa diferente, pero ello no es óbice para que exponga situaciones reales. El año pasado, por ejemplo, tuvimos tres películas chilenas basadas en hechos reales. En esta edición podemos ver 120 pulsaciones por minuto, que trata sobre un grupo de personas reales; o el biopic Tom of Finland. La película armenia Apricot Groves retrata la situación de ese país. Todas las películas de ficción también tienen su porción de realidad.

También os preocupáis por incluir representación del cine español. ¿Está el colectivo representado en la producción nacional?

Dafne – Este año inauguramos con las españolas Las heridas del viento e incluimos otra producción muy potente, Tierra firme; y son cintas que cuentan con intérpretes conocidísimos como Oona y Geraldine Chaplin, Natalia Tena o David Verdaguer. Isabel Coixet ha anunciado que filmará la historia de la primera pareja de lesbianas que se casaron en España. Sí, hay representación en el cine; también en la ficción de televisión. Aunque la visibilidad es creciente sigue siendo desigual, hay, por ejemplo, mucha más representación de los hombres homosexuales que transexuales.

Una situación que se repite en varios títulos del certamen, de este y de anteriores ediciones, y es la discriminación, doble, hacia las personas seropositivas. Sin embargo, siguen siendo un colectivo invisibilizado.

Miriam – Como sociedad nos falta información al respecto y CinHomo se está moviendo en este camino, queremos informar y concienciar. El último Día Internacional de la Lucha Contra el SIDA, por ejemplo, proyectamos Strike a pose, un documental centrado en los bailarines de Madonna. Esta semana proyectaremos, dentro del ciclo de Cine y Derechos Humanos, El puto inolvidable, cinta argentina que recupera la historia del activista argentino Carlos Jáuregui fallecido a causa del sida.

Dafne – En ficción contamos con cintas que tratan este tema, como la cubana Últimos días en la Habana y la cinta que proyectamos en la sección Caleidoscopio 120 pulsaciones por minuto. Nos enfrentamos a una invisibilización acompañada de falta de educación. Pasados los años en los que el sida acaparaba titulares y ahora que está tan controlado desde el punto de vista médico puede que se esté trivializando la enfermedad: aquí tenemos que focalizar esfuerzos, tenemos que incidir en la necesidad de utilizar protección. En CinHomo nos apoyamos en el cine como vehículo para generar debates, informar y contribuir a derribar estereotipos.

 Y respecto a algo que tenemos tan normalizado como la homosexualidad, ¿también os encontráis con estereotipos y falsas creencias en pleno siglo XXI?

Miriam – ¡Hay muchísimos! Cuántas veces se hacen ciertos comentarios, en muchas ocasiones solo por hacer una gracia, sin pensar en el daño que se le puede estar haciendo a una persona… o cuántos mensajes inadecuados leemos por Whatsapp y los dejamos pasar cuando no costaría nada pararlos.

Dafne – Eso es. Tan simple como no hacer chistes de maricones porque se está fomentando ese discurso. Se siguen generando muchas ficciones que fomentan los prejuicios. Por ejemplo, sobre la última cabalgata vallecana oímos muchísimos comentarios ofensivos y que la gente manifieste ese tipo de opiniones en público y no vea ningún problema en ello demuestra que hay muchos prejuicios en nuestra sociedad. Y eso es solo el principio, luego está la discriminación, las agresiones verbales o físicas. No nos cansamos de repetir que el número de agresiones en España ha aumentado en los últimos años.

Miriam – Y eso que el número de agresiones no es real. Muchas agresiones a personas del colectivo LGBTI no están registradas como tal y eso no ayuda a la hora de elaborar las estadísticas. Animo a que si a alguien le ocurre se cerciore de que en la denuncia queda registrado como agresión a una persona del colectivo LGBTI, y ya no solo por las cifras, sino porque desde el punto de vista legal se juzga de otra manera.

¿Podemos decir que España es un país tolerante o que aún es homófobo?

Dafne –Hay encuestas como las de la federación ILGA que sitúan el umbral de tolerancia de España en el 80 por ciento. La otra lectura es que tenemos, como mínimo, un 20 por ciento de personas que consideran hasta políticamente correcto manifestarse en contra de la diversidad. Por supuesto estamos mucho mejor que en otros países, incluso dentro de Europa, pero nos queda camino para lograr una aceptación y una igualdad de facto.

Miriam – Cuántas veces nos encontramos con el ‘lo apoyo pero no en mi casa…’

En estos 20 años que lleva en pie la delegación vallisoletana de Fundación Triángulo, ¿qué cambios ha notado?

Dafne – Al principio venían personas solo por socializar, por conocer gente con unas vivencias similares. Ahora que la visibilidad es mayor y que hay espacios para personas LGBTI seguimos recibiendo muchas consultas pero de otro corte. Recibimos muchas dudas sobre cuestiones jurídicas, personas que buscan apoyo para salir del armario en su ámbito familiar, profesores que buscan asesoramiento con algún caso concreto que tienen en sus aulas o transexuales que no saben qué procedimientos sanitarios o legales tienen que seguir. Precisamente dentro del colectivo transexual estamos recibiendo muchas consultas. Hay más desconocimiento.

Aunque ahora tenéis todo vuestro trabajo puesto en este XVIII CinHomo, ¿a qué retos os gustaría enfrentaros en la próxima edición?

Miriam – Estamos consiguiendo acercar películas de muy buena calidad, cada año mejores, y quiero que se avance en esa línea, también en la labor de concienciar y, sobre todo, en hacer que la gente aprenda. Esa es la clave. Que la gente aprenda, no solo dentro del colectivo LGBTI, CinHomo está abierto a todo el mundo y lo que nos une a los espectadores, al fin y al cabo, es el amor por el cine.

Dafne – Eso es, el público de Valladolid es muy diverso, aquí no vienen solo chicos a ver películas de chicos y chicas a ver películas de chicas, ni siquiera vienen solo personas del colectivo LGBTI, tenemos muchísimos espectadores heterosexuales. El reto al que se enfrenta CinHomo y al que se seguirá enfrentando es a que la gente pierda el miedo a la etiqueta LGBTI. ¡Que también dentro de nuestro equipo tenemos personas de todo tipo! Hay homosexuales, bisexuales, transgénero y heterosexuales y lo que nos mueve es el entusiasmo por el cine. Seguiremos trabajando y animando por ello: que la personas no tengan miedo a las siglas y que vengan al cine a disfrutar de las películas.

2 thoughts on ““Queremos que la gente aprenda: esa es la clave de CinHomo”

  1. Jose

    Maravillosa entrevista. Muy interesante.

    • administrador

      ¡Gracias por tus palabras! Esperamos poder repetir el encuentro en posteriores ediciones y, por supuesto, que cada año nos den mejores noticias sobre la muestra y sobre todos los temas que afectan a la Fundación Triángulo, ¡y estamos convencidos de que así será!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>