Arte y Museos

El Japón de hoy y de ayer se exhibe en Valladolid

11 noviembre, 2016

De la delicada y elegante tradición japonesa a la provocación y los tintes pop art de las manifestaciones contemporáneas: Valladolid te propone un recorrido por dos tendencias totalmente opuestas que, combinadas, plasman la realidad actual del mercado del arte en Japón.

El elogio del silencio: clasicismo y teatro Noh

Más de cien grabados convierten a la sala de exposiciones del Museo de la Pasión en una auténtica enciclopedia del teatro clásico japonés, el Noh, considerado como la tradición dramatúrgica viva más antigua del mundo.

El artista más destacado en la ilustración del Noh y, por extensión, en la exposición, es Tsukioka Kogyo (1869-1927). Sus grabados siguen la tradición xilográfica japonesa nishiki-e, realizada en color y con una impecable técnica de estampación. Igualmente impecables son las pinturas colgadas o kakejiku que cubren las paredes de la sala, realizadas entre los siglos XVIII y XX por autores como Kanō Dōju, Matsukawa Ryūchin, Kajino Genzan, Matsuno Sōfū y Yamaguchi Ryōshū.

teatro_noh_2

Además de una aproximación a esta tradición teatral, esta muestra es un auténtico catálogo de pintura clásica. A diferencia del marco occidental, los dibujos se pintan sobre seda o papel, lo que permite que sean enrollados con facilidad. Los lienzos expuestos en Valladolid eran propios de familias acomodadas que los cambiaban con cada estación, una de las razones que hizo tan popular este formato.

Su testimonio mudo sobre el Noh retrata este drama lírico desde todos sus ángulos. Las telas representan figuras sin fondo, el mismo contexto en el que se mueven los actores. La renuncia al decorado en favor de un escenario sobrio, diáfano y misterioso, encaja con el budismo zen que protegieron los samuráis. En contraposición al escenario, los actores –siempre hombres, a pesar de la importancia del papel femenino en muchos textos- se cubren con trajes opulentos y máscaras.

Un elemento muy presente en el Noh es la danza, realizada con movimientos lentos, casi estáticos, solemnes, que, en ciertos dramas, cobran más protagonismo que la propia trama. En muchos otros, sin embargo, lo que predomina es la historia época: leyendas, batallas, hazañas heroicas y amores trágicos. Monjes, dioses o demonios campan a sus anchas en una tradición que, más que mostrar, sugiere.

Teatro_noh_1

  • El elogio del silencio. Arte japonés y teatro Noh.
  • En el Museo de la Pasión hasta el 11 de diciembre. De martes a domingo y festivos,d e 12 a 14 y de 18.30 a 21.30 horas. Entrada libre.

Japan Now! Arte contemporáneo en Japón  

A partir de la segunda mitad del siglo XX la ruptura artística en Japón es absoluta. Con Takashi Murakami como abanderado del movimiento llamado a modernizar la creación nipona, el Superflat, los estudios se contagian del pop art, del manga, la cultura otaki y el diseño gráfico.

Después de la Segunda Guerra Mundial, el derrotado imperio vive una ola de occidentalización que provoca tanto una vuelta a la tradición como una apertura a las tendencias extranjeras. Esta dualidad, presente aún hoy en día, se palpa en la muestra Japan Now!, que reúne en la sala municipal de exposiciones de Las Francesas obras de Nara, Aoshima, Aya Takano, Chinatsu Ban, Mahomi Kunikata, Mr., Akane Koide y el primer espada y fundador de esta ola, Takashi Murakami.

japan_now_1

El arte japonés contemporánea se basa, en buena parte, en la fusión entre oriente y occidente impulsada por Murakami. Su decepción con el mercado del arte en Japón de mediados del siglo XX es la raíz de su evolución posterior, que pasó por absorber el influjo occidental para reinventar una cultura que, si bien no deja de lado la esencia nipona, se lanza a la aventura internacional.

Murakami se enfrenta a la concepción elitista del arte y se acerca a las ‘capas bajas’, a la cultura otaku, al anime, al manga. Se inspira en sus personajes de apariencia infantil y naif y en los colores vivos del pop art de Warhol. Al mismo tiempo, establece un nexo de unión con la tradición clásica a través de la estética plana y bidimensional que, para Murakami, ha saltado de la pintura más ancestral al cómic. Es la base del Superflat (Superplano), el pilar que sustenta la creación nipona en la actualidad.

Es la corriente en la que se enmarcan los restantes artistas de Japan Now!: Yoshitomo Nara, Chiho Aoshima, Chinatsu Ban, Mr., Aya Takano, Mahomi Kunikata y Akane Koide. Todos pertenecen a una generación marcada por el consumismo, el fetichismo sexual, las grandes corporaciones, el manga, el anime y las contraculturas.

japan_now_2

Plasman universos personales, extraños y casi poéticos que, en muchas ocasiones, tienen un lado perturbador y falsamente inocente. A menudo cuestionan la frontera entre la visión y la percepción, recreando atmósferas artificiales en las que se mueven figuras de aspecto infantil pero de actitud oscura y sexual.

Las obras de Yoshitomo Nara a menudo incluyen niñas con armas y mirada acusadora, un ‘efecto lolita’ al que también recurre Mr en un contexto de sensualidad.En el caso de Ban, las pinturas se impregnan de tintes psicológicos y de una estética kawaii (lindo, en japonés). El mundo onírico de Aoshima, lejos del kawaii, se aproxima a la angustia, a la pesadilla y a la violencia.

Cada pieza es un ejercicio de asimilación cultural que circula en doble sentido: de la más moderna expresión occidental a las raíces niponas, creando un movimiento único, heredero híbrido del pop-art.

  • Japan Now!
  • En la Iglesia de Las Francesas hasta el 27 de noviembre. De martes a domingo y festivos, de 12 a 14 y de 18.30 a 21.30 horas. Entrada libre.

Recomendaciones

No hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies