Arte y Museos Eventos y festejos

El niño Jesús ha nacido en Rivendel. Valladolid acoge un Belén inspirado en El Señor de los Anillos

9 diciembre, 2016

Belen_Señor_Anillos_Valladolid_1Dos imponentes figuras de los Argonath anuncian al visitante que el Belén Monumental de este año no tiene nada que ver con las anteriores obras de la Asociación Belenista Castellana. El montaje instalado por las familias Osuna  Álvarez y Rodríguez Salmerón mira al clásico de la literatura y del cine de fantasía, El Señor de los Anillos, creado por J.R.R. Tolkien y convertido al séptimo arte por Peter Jackson.

Fiel a la estética de la trilogía en la gran pantalla, la Asociación se inspira en las relaciones que encuentra con los relatos bíblicos que, a su parecer, no son pocos.»Los valores que surgen en El Señor de los Anillos» son similares a los que manan del Evangelio y, por tanto, ese es el sentido conque hemos pretendido impregnar este Belén», reza la Asociación.

“Las piedras de los reyes”, los inmensos Argonath, custodian la escena de la Anunciación, tal y como escoltaron las fronteras de los reinos en la obra de Tolkien. “Solo los limpios de corazón pueden pasar”.

Quien sortee su eterna guardia accederá al fantástico mundo de la Tierra Media convertido en el escenario del nacimiento de Jesús. La última capital de los hombres, Minas Tirith, es ahora el castillo de Herodes. En un lugar privilegiado destaca el Árbol Blanco, aún seco, símbolo y blasón del reino de los hombres que la Asociación Belenista no se olvida de plasmar en una de las puertas. La fortaleza, blanca en la película y en el Belén, es, en ambos casos, un escenario que recuerda que el hombre puede ser bondadoso pero también avaricioso, corrupto y sediento de poder.

De aquí parten los Reyes Magos, de Oriente o de Gondor, como prefiera el visitante. Aunque Melchor mantiene el camello, Gaspar va a lomos de un caballo, como Aragorn, Galdalf o tantos otros personajes de la novela; y Baltasar monta un enorme elefante ataviado con motivos que recuerdan a los olifantes de guerra de Harad, tan llamativos dentro del bestiario creado por Tolkien.

La aldea de los pastores es uno de los parajes más apacibles de El Señor de los Anillos, La Comarca. Sean hobbits o pastores y artesanos, es un pueblo tranquilo, siempre despreocupado de guerras que nada tienen que ver con ellos. Eso sí, en el Belén, los honrados y fieles personajes que acuden con sus ofrendas a ver al niño recién nacido, van calzados.

Si algún ser encarna la pureza, la bondad y la rectitud moral en El Señor de los Anillos, no hay duda de que es el elfo. Tolkien imaginó seres prácticamente inmortales, abanderados de la sabiduría y de la virtud, una suerte de ángeles que la Asociación Belenista ha elegido para rodear la Natividad.

 

Belen_Señor_Anillos_Valladolid_4

El Niño Jesús ha nacido en Rivendel. La Tierra Media se prepara para rendirle homenaje y presentar sus ofrendas: hombres, elfos y hobbits (¿o eran ángeles y pastores?) desfilarán hasta el ocho de enero en la sala de exposiciones de Las Francesas.

De martes a domingo y festivos, de 12:00 a 14:00 y de 18:30 a 21:30 horas.

Recomendaciones

No hay comentarios

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies